¿Cómo nos afecta, cómo se convive con el síndrome?

A un nivel físico, nos afecta principalmente en:

1. La vagina puede ser más corta de lo habitual o no estar presente. La tendremos que "crear" nosotras si queremos tener relaciones sexuales con penetración.

Existen diferentes opciones para crear la vagina, ya sea mediante dilatación o intervención quirúrgica, detallamos los procedimientos en el apartado "Qué opciones tenemos".
Remarcamos que una vagina creada o neo-vagina como la llaman los médicos, no presenta diferencias con otras, por lo que, a menos que tu lo digas, nadie se dará cuenta de ello.
Una vez construida tu vagina, podrás tener una vida sexual sin complicaciones.

2. El útero puede estar ausente o ser más pequeño de lo "normal" (útero rudimentario). Esto implica que no podremos quedar embarazadas.

Si bien la ciencia y la medicina han considerado el implante de útero, aún no se ha realizado ninguno satisfactoriamente. De todas formas, desde a.m.a.r. recalcamos que el no poder quedar embarazada no significa que estés privada de ser madre. Algunas opciones sobre maternidad encuentras en el apartado "Qué opciones tenemos".

---
A un nivel emocional es complejo determinar cómo nos afecta, ya que cada mujer lo sobrelleva de una forma diferente. 
Sí hemos visto que la forma de dar el diagnóstico es tan fundamental como el apoyo de la familia y marcarán, de una u otra manera, la relación de la mujer con su cuerpo y su contexto.
Combinar las visitas al ginecólogo con consultas a psicólogos, por ejemplo, pueden ser de gran utilidad tanto para la afectada como para los padres o la pareja.

A su vez recomendamos el contacto con mujeres que ya han pasado por el diagnóstico y los métodos de creación de la vagina, al fin de cuentas, son ellas las que mejor podrán asesorarte sobre el proceso. Asistir a reuniones y participar en un foro pueden suponer fuertes puntos de apoyo.

En la sección de documentación, en "Nuestras emociones" encontrarás artículos, estudios y enlaces que pueden ayudarte a 'conocerte' mejor. Te invitamos a leerlos.

---

Sigue conociendo más:

- ¿Qué es el Síndrome de Rokitansky (MRKH)?
- ¿Cuándo se diagnostica?
- ¿Qué opciones tenemos?
- Preguntas Frecuentes

No hay comentarios: